Contaduría Pública junio 2022

tenían elaborado con respecto a reportes de sostenibilidad y de cambio climático. Esta condición puede generar incertidumbre a los preparadores y a los usuarios de la información si consideramos que según la edición número 11 de la encuesta elaborada por KPMG9 sobre la situación que guardaba a escala mundial el reporte de sostenibilidad en 2020, muestra que del grupo de 250 empresas más grandes del mundo, 80% de ellas ya presenta un reporte de sostenibilidad y que el estándar más utilizado es el elaborado por el GRI.10 A continuación, se muestra una breve semblanza de cada una de estas propuestas.11 Exposure Draft IFRS S1 General Requirements for Disclosure of Sustainability-related Financial Information Como todo proyecto de norma, se incluye una sección de preguntas dirigidas a los diferentes interesados para que puedan ser contestadas en las cartas de respuesta que se elaboren. Se definen 17 preguntas generales, con 35 preguntas específicas, las cuales tienen como principal objetivo conocer la opinión sobre ciertos párrafos o decisiones que se llevaron a cabo y que están incluidos como propuestas en las diferentes secciones de la norma. En esta propuesta de norma se establece, en términos generales, que las empresas deberán revelar información material acerca de todos los riesgos y oportunidades asociados con los temas de sostenibilidad a los que se encuentra expuesta, por lo que se plantean los lineamientos generales que deben seguirse para revelar la información relacionada con el Gobierno de la entidad (Governance), con la estrategia de la entidad (Strategy), con la administración de riesgos que sigue la entidad (Risk Management) y la forma en que se va a medir, se va a monitorear y se va a administrar cada uno de los riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad, así como el grado de avance que presenta la compañía en el logro de las metas definidas para el desarrollo sostenible (Metrics and targets). En términos generales, la norma también establece que al mismo tiempo en que se publiquen los estados financieros tradicionales, se deben divulgar también las revelaciones relacionadas con la sostenibilidad, es decir, estas revelaciones formarán parte de los estados financieros con propósito general, tal como lo establece la IAS 1. De igual forma, se deberá observar el requisito de presentación fiel de la información sobre sostenibilidad. El concepto de materialidad que se maneja en la propuesta de norma está alineado con la definición que se establece en el marco conceptual del IASB y en la IAS 1. Definiéndola como sigue: “la información a revelar sobre sostenibilidad relacionada con la información financiera es material o tiene importancia relativa si su omisión, expresión inadecuada o manejo confuso podría razonablemente esperar que influyera en las decisiones que los principales usuarios de la información financiera con propósito general tomen a partir de ella”. Sin embargo, se considera que los juicios que se hagan sobre la materialidad con respecto a la sostenibilidad deben considerar su impacto en el valor de la entidad.12 Adicionalmente se agregan requisitos relacionados con la comparabilidad de la información, la frecuencia en la que se debe reportar, el lugar en donde se debe incluir esta información, la necesidad de identificar claramente la entidad que reporta y la inclusión de los estados financieros relacionados con esa entidad, las fuentes de las estimaciones que se utilizaron, así como los supuestos que se siguieron y, por supuesto, una declaración de cumplimiento de la norma IFRS S1 por parte de la entidad. Finalmente, el ISSB generará la taxonomía XBRL correspondiente a las normas de sostenibilidad para facilitar el acceso a la información, así como su extracción y comparabilidad. Exposure Draft IFRS S2 Climate-related Disclosures En este proyecto de norma, también se incluye una sección de preguntas dirigidas a los diferentes interesados para que puedan ser contestadas en las cartas de respuesta que se elaboren. Se definen 17 preguntas generales, con 51 preguntas específicas, las cuales tienen como principal objetivo conocer la opinión sobre ciertos párrafos o decisiones que se llevaron a cabo y que están incluidos como propuestas en las diferentes secciones de la norma. En esta propuesta de norma se establece que las entidades deben revelar información material con respecto a los riesgos y oportunidades relacionados con cuestiones climáticas, siguiendo con la misma estructura de la IFRS S1, es decir, considerando la información relacionada con el Gobierno de la entidad (Governance), con la estrategia de la entidad (Strategy), con la administración de riesgos que sigue la entidad (Risk Management) y la forma en que se van a medir (Metrics and targets). Por consiguiente, las entidades deberán revelar información que le permita a los inversionistas medir la relación entre los diferentes riesgos y oportunidades relacionados con el cambio climático. En otras palabras, cómo el cambio climático afectará el modelo de negocios de la entidad en el corto, mediano y largo plazo, y cómo estos efectos impactarán la situación financiera, el flujo de efectivo y el acceso a capital de la entidad. La norma recomienda utilizar un análisis de escenarios para medir los riesgos y oportunidades, pero se pueden utilizar otros métodos. Para que la información cumpla con este objetivo, se deben revelar tanto los riesgos físicos como los riesgos de transición. Los riesgos físicos se pueden deber a varios factores climáticos, como por ejemplo severas inundaciones o severos ciclones que pudieran poner en riesgo los activos de la entidad o generar alguna disrupción en la cadena de suministro. Los riesgos de transición son aquellos riesgos relacionados con la transición de la entidad a una economía de bajo carbono o carbono cero o net zero, como por ejemplo riesgos políticos, legales, de mercado, tecnológicos o reputacionales. Las entidades deberán revelar un plan integral con base en el cual responderán a los riesgos de transición relacionados con el clima y deberán indicar cómo lograrán alcanzar dicho plan, y cómo van a adaptar sus procesos para mitigar los riesgos directos e indirectos, asociados con el cambio climático. De igual forma, las entidades deberán revelar información sobre cómo miden la resiliencia que tienen con respecto a los riesgos y oportunidades climáticas, para ayudar a que los inversionistas entiendan si la entidad, por ejemplo, seguirá utilizando sus activos de la misma manera que lo ha venido haciendo o si algún riesgo físico podría afectar la forma en que los usa. Se deberá revelar también si la entidad cuenta con los suficientes recursos para afrontar los riesgos climáticos y para aprovechar las oportunidades relacionadas con el cambio climático. Finalmente, las compañías deben revelar la alineación que su plan de acción y de mitigación tiene con respecto a los acuerdos mundiales sobre el cambio climático, como por ejemplo el Acuerdo de París.13 Como métricas de medición, las compañías, además de revelar las emisiones de gases con efecto invernadero que provocan, medido en toneladas de MISCELÁNEO 50 CONTADURÍA PÚBLICA 51

RkJQdWJsaXNoZXIy MTMwNTgyMg==