Author Archives | Disenador

Ética en la actuación de los revisores

Dra. Juana Umaña Aguilar/Socia de México Global Alliance/Comisión Técnica de Calidad del IMCP/juana.umana@mxga.mx

C.P.C. Héctor Vázquez González/Socio de Vázquez Flores y Asociados/Comisión Técnica de Calidad del IMCP/hector.vazquez@vfa.com.mx

Una de las tantas novedades que tenemos dentro de nuestra profesión, es la aprobación y publicación de la Norma de Control de Calidad aplicable a las Firmas de Contadores Públicos que desempeñen Auditorías y Revisiones de Información Financiera, Trabajos para Atestiguar y Otros Servicios Relacionados (NCC) y la Norma de Revisión del Sistema de Control de Calidad aplicable a las Firmas de Contadores Públicos (NRCC); de esta última se destaca que se evaluará la calidad en los trabajos que realizan las Firmas

Uno de los objetivos que está buscando el IMCP con estas revisiones, es retomar la imagen y el prestigio de la profesión contable, por lo que es importante que el aspecto ético sea un tema relevante porque:

  • Es un compromiso que manifestamos al momento de tomar protesta como Contadores.
  • Es parte de nuestro día a día como individuos.
  • Es un legado que debemos dejar.

Es de gran relevancia en nuestra vida profesional y cotidiana actuar siguiendo valores éticos y morales, ya que tenemos el compromiso de ser congruentes y mejores con quienes nos rodean, ya sea nuestra familia, la profesión y, más aún, con nosotros mismos.

Al respecto, el Código de Ética vigente establece las normas éticas mínimas que deben adoptar los Contadores Públicos que practiquen en México en los diferentes campos del ejercicio profesional, reconociendo que es una responsabilidad servir al interés público, más allá de proporcionar un servicio a un cliente o a una empresa en donde labore. Este es el caso de los equipos de revisores de la NRCC, encargados de realizar las revisiones de control de calidad, los cuales están integrados por Contadores Públicos de diferentes Firmas, quienes deberán cumplir con los principios fundamentales de integridad, objetividad, diligencia y competencia profesional, confidencialidad y comportamiento profesional, establecidos en el apartado A del Código de Ética.

Además, los Contadores Públicos que tengan funciones de revisores de control de calidad deberán identificar las amenazas que pongan en riesgo el cumplimiento de los principios fundamentales y, en su caso, informar al IMCP sobre la posibilidad de no participar o continuar con una revisión.

Algunos ejemplos de situaciones que podrían representar amenazas son que:

  • Un miembro del equipo revisor esté participando en negociaciones de empleo con la Firma revisada o con el cliente de auditoría de la Firma revisada.
  • Un miembro del equipo revisor tenga un interés financiero directo con la Firma revisada o con el cliente de auditoría de la Firma revisada.
  • Un miembro del equipo revisor tenga una relación cercana de negocios, que sea importante, con la Firma revisada o con el cliente de auditoría de la Firma revisada.
  • Un miembro del equipo revisor sea, o haya sido recientemente, director, funcionario o empleado de la Firma revisada.
  • Un miembro del equipo revisor tenga un familiar cercano o inmediato que sea director, funcionario o empleado de la Firma revisada.
  • Alguno de los revisores acepte obsequios o trato preferencial de la Firma revisada, a menos que el valor sea trivial o insignificante.

El reglamento de la NRCC establece que los miembros del equipo revisor cumplirán con los requisitos de independencia que, desde el enfoque del marco conceptual del Código de Ética, comprenden:

Independencia mental: el estado mental que permite la expresión de una conclusión sin ser afectado por influencias que comprometan el juicio profesional, permitiendo así, a un individuo actuar con integridad y ejercer la objetividad y el escepticismo profesional.

Independencia en apariencia: evitar hechos y circunstancias que sean tan importantes que al ponderar todos los hechos y circunstancias específicos, llevarían a un tercero razonable y bien  informado, a concluir que se ha comprometido la integridad, objetividad o escepticismo profesional de una Firma, o de un miembro del equipo de auditoría.

Además de asegurar la independencia, se deberán suscribir convenios de confidencialidad, los cuales incluirán, entre otros aspectos, los siguientes:

Los revisores confirmarán lo siguiente:

  • La información obtenida de la revisión no será utilizada con algún otro propósito.
  • No comentará con nadie, ya sea de forma oral o por escrito, como resultado de dicha revisión, que esta hubiera o no sido realizada de conformidad con las normas aplicables.
  • No rendirán servicios de dictámenes periciales o de soporte en procedimientos judiciales ni aceptarán algún trabajo para comentar sobre asuntos relacionados con la calidad de las auditorías de la Firma sujeta a revisión.

El equipo revisor se obliga a no revelar en forma total o parcial a terceras personas ni hacer uso inapropiado de la información a la cual tenga acceso.

La NRCC se basa en el principio de que un proceso de vigilancia continua es el elemento fundamental para obtener un desempeño de alta calidad en el desarrollo profesional de la Contaduría Pública, estableciendo un mecanismo, mediante el cual el IMCP compruebe que los Contadores Públicos dedicados a la práctica profesional cumplen con las Normas de Control de Calidad establecidas, mecanismo conocido como “Revisiones de Control de Calidad”. En principio, dichas revisiones solo contemplaron el cumplimiento con las disposiciones que requieren el establecimiento y funcionamiento de los elementos del sistema de control de calidad, excepto el relativo al desempeño del trabajo. La revisión de este elemento fue diferida, por la necesidad de normar el acceso a papeles de trabajo por terceros no miembros de la Firma que presta el servicio y preservar la confidencialidad de la información que los clientes han puesto a disposición de las Firmas que serán revisadas.

Debido a lo anterior, las revisiones que se efectuaron durante el ejercicio de 2011 no incluyeron la revisión de los papeles de trabajo, y fue a partir de las revisiones efectuadas durante el año de 2012 y hasta la fecha, en las cuales se incluye la revisión selectiva de los informes emitidos por la Firma revisada durante los últimos doce meses y sus respectivas bases de datos y papeles de trabajo.

Por lo anterior, la NRCC establece en su apartado 2.08, que una Revisión de Control de Calidad debe cumplir con los siguientes requisitos:

Confidencialidad: La revisión debe cumplir con los requisitos de confidencialidad establecidos en el Código de Ética emitido por el IMCP. La información relativa a la revisión, incluyendo los hallazgos que se obtengan como consecuencia de la misma, debe ser confidencial.

Independencia: La parte revisora (miembros del equipo revisor y cualquier otra persona que participe o esté relacionada con la revisión) debe ser independiente respecto a la Firma revisada y los clientes sujetos a revisión, en los términos del Código de Ética emitido por el IMCP.

Entrenamiento técnico y capacidad profesional: La parte revisora debe tener conocimientos actualizados sobre el tipo de servicio a revisar; adicionalmente, debe estar familiarizada con las prácticas especializadas de la industria de los clientes que fueron seleccionados para la revisión.

Cuidado y diligencia profesional: La parte revisora debe ejecutar su trabajo con responsabilidad y de acuerdo con las normas profesionales aplicables. En caso de que los miembros del equipo revisor incumplan con lo establecido en el artículo 2.08, se considerará como una violación al Código de Ética Profesional y, por lo tanto, se deberá actuar en consecuencia, de tal forma que cualquier incumplimiento de las obligaciones establecidas en la NRCC, su Reglamento y el Código de Ética será sancionado mediante su exclusión del registro de revisores y la presentación de un Informe sobre su conducta ante la junta de honor del Colegio Federado, quien determinará de acuerdo con la sección E del Código de Ética, las sanciones correspondientes.

Desde su creación y durante los años de aplicación de la NRCC, se han cumplido los objetivos señalados, lo cual es un gran logro en nuestra práctica profesional. Esto no significa que no haya habido instancias y que estas no hayan sido resueltas satisfactoriamente; y si bien la labor de vigilancia, en cumplimiento de la NRCC, debe consolidarse en el tiempo, se mantendrá con el mismo ritmo sin permitir bajar la guardia y alcanzar la calidad y ética de nuestra práctica profesional independiente.

Posted in 03_marzo

Aspectos significativos

C.P.C. Gabriel López Villegas/Socio de GL Contadores Públicos/Comisión Técnica de Calidad del IMCP/glcontadores@hotmail.com

En estos momentos está vigente la Norma de Revisión de Control de Calidad (NRCC), la cual es aplicable a todas las Firmas de Contadores Públicos que realizan auditorías y revisiones de información financiera, trabajos para atestiguar y otros servicios relacionados, sin tomar en cuenta si está integrada por un determinado número de socios

Los aspectos más significativos que se han percibido en las Firmas revisadas, han sido, primeramente, la disposición para recibir a los equipos revisores designados para efectuar las revisiones y la atención de las solicitudes de información y documentación; otro aspecto que, obviamente se esperaba encontrar y así ha sido, es que las Firmas cuentan con su sistema de control de calidad establecido, independientemente, que en algunos casos requiere ser revisado y actualizado, y finalmente, otro aspecto sería la aceptación de las observaciones derivadas de la revisión y el establecimiento de acuerdos y compromisos para revisar y modificar, en su caso, las políticas y manuales para darlos a conocer inmediatamente a todo el personal técnico de la Firma, con el fin de subsanar lo correspondiente.

Cabe señalar que, independientemente de que hoy no existe la obligación de emitir un dictamen para efectos fiscales, en nuestros trabajos, la revisión de los estados financieros, con el objetivo de emitir una opinión sobre la razonabilidad de la información financiera no ha cambiado en lo más mínimo. No hay que olvidar que la calidad, al desarrollar nuestros trabajos, debe ser profesional y ética para cumplir con los clientes que confían en nosotros y contratan nuestros servicios profesionales, esperando que realicemos nuestros trabajos cumpliendo con políticas y procedimientos de control de calidad, las cuales deberán estar sujetas a un proceso de monitoreo interno y externo continuo.

SISTEMA DE CONTROL DE CALIDAD

Se debe fomentar el prestigio de la profesión de Contador Público; por ello, todas las Firmas, independientemente de su tamaño y número de socios, deberán tener establecido un sistema de control de calidad que los guíe en el desarrollo de los servicios profesionales que prestan. Dicho sistema debe establecer políticas y procedimientos, los cuales deben estar documentados y comunicados al personal de la Firma. El sistema deberá incluir los siguientes elementos:

  • Responsabilidad de los líderes de la Firma sobre el control de calidad en la misma. Los líderes son los responsables de que los trabajos desarrollados cumplan con la calidad profesional.
  • Requisitos éticos relevantes. Se deberá cumplir con las normas establecidas en el Código de Ética adoptado por nuestra profesión.
  • Aceptación y retención de las relaciones profesionales con clientes y trabajos específicos. Previo a la aceptación es necesario realizar la evaluación de los clientes y trabajos que podemos desarrollar, implica también realizar la evaluación constante de los clientes recurrentes para detectar cualquier aspecto sobre el cual tuviéramos algún riesgo.
  • Recursos humanos. Requerimos poner especial énfasis en el reclutamiento del personal, evaluación constante de su desarrollo profesional y de sus remuneraciones.
  • Desempeño de trabajo. En este elemento se requiere la inclusión de la estandarización de papeles de trabajo, cuestionarios para el desarrollo de los trabajos, logrando la calidad esperada.
  • Monitoreo. Sexto y último elemento de un sistema de control de calidad, no por esta situación es el menos importante. Entendámoslo como la labor de supervisión y evaluación continua del sistema y de los trabajos desarrollados una vez terminados y cerrados.

Para asegurar que ese sistema de control de calidad exista y se aplique en el desarrollo de los trabajos, es necesario hacer revisiones, mediante mecanismos que para tal efecto fueron diseñados por la Comisión Técnica de Calidad (CTC).

PROGRAMA PARA EFECTUAR LAS REVISIONES

Un aspecto importante que señala la NRCC, según el punto 2.03, es la obligación para la CTC de desarrollar un programa de trabajo para efectuar las revisiones de control de calidad, con el objetivo de evaluar si los socios y las Firmas a las que pertenecen:

  • Han establecido políticas y procedimientos apropiados para un sistema de control de calidad.
  • Han observado las normas profesionales aplicables a la actividad que realizan (Código de Ética, Normas de Información Financiera, Normas de Auditoría, etcétera).

Es importante mencionar que dicho programa fue concluido hace algunos años y ahora está en uso para las revisiones que se han iniciado. Se ha realizado su difusión y capacitación en casi todas las regiones en que está dividida la República Mexicana. La capacitación para operar el sistema de la NRCC fue realizado también en las regiones, con la asistencia de los líderes y revisores que se registraron y fueron aprobados para realizar estas funciones específicas en las revisiones que se han asignado.

Hoy, todas las revisiones que se han iniciado y las que se comiencen deberán efectuarse utilizando este sistema por el líder y el revisor designados para desarrollar la revisión de la aplicación efectiva de la Norma de Control de Calidad establecida en cada Firma.

Se debe señalar que el aspecto de confidencialidad está cubierto por completo al cumplir con los requisitos establecidos en el Código de Ética emitido por el IMCP. Todos los equipos revisores han firmado individualmente un convenio de confidencialidad. Respecto de la información relativa a la revisión, incluidos los hallazgos que se obtengan, están protegidos dentro del sistema.

Otro aspecto que se ha cuidado es la independencia de los miembros del equipo revisor y de cualquier otra persona que participe o esté relacionada con la revisión respecto de la Firma revisada y los clientes sujetos a revisión en los términos del Código de Ética.

Asemejando el sistema de control de calidad con los círculos de calidad japoneses, existe una similitud importante en el sentido de que ambos sistemas fueron diseñados y desarrollados para lograr calidad en los productos manufacturados e incrementarla de manera constante, producto de la revisión de los resultados obtenidos, con lo cual se ha logrado cada vez más la satisfacción de los clientes. Para ello, es necesario que todos los miembros de las Firmas y sus profesionales se involucren en aplicar lo determinado por cada uno de los elementos del sistema de control de calidad establecido y mantener un control adecuado en la realización de los trabajos.

La calidad en la manufactura de bienes y servicios debe mantenerse y lo deseable sería incrementarla en cada trabajo.En cuanto a los servicios que proporcionamos, independientemente de ejecutarlos, de acuerdo con lo convenido, es necesario producir informes de calidad y entregarlos oportunamente, con la finalidad de lograr mayor aceptación y confianza por parte de nuestros clientes.

Para concluir, solo resta señalar que es importante la calidad en la realización de nuestros trabajos profesionales y, por lo tanto, se requiere de la asignación de recursos económicos y humanos para mantener y acrecentar la calidad en cada trabajo.

Posted in 03_marzo

Entorno global

L.C.C. Héctor Eduardo Negrón Hernández/Socio de Auditoría en Russell Bedford Guadalajara, firma miembro de Russell Bedford international/hnegron@russellbedford.mx

La auditoría de estados financieros y otros trabajos de aseguramiento tienen un rol importante en los negocios y en la sociedad. Por medio de un informe de auditoría, los contribuyentes pueden entender cómo se administran los recursos públicos en escuelas y hospitales; los pequeños o medianos empresarios logran tener acceso a financiamiento; sirve de guía a inversionistas interesados en comprar un negocio; da seguridad a los accionistas de una empresa, entre otros. Asimismo, desde la adopción de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), en diferentes jurisdicciones, o como en el caso de nuestro país, donde las Normas de Información Financiera (NIF), emitidas por el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera, A.C. (CINIF), convergen en el mayor grado posible con las NIIF, los estados financieros pueden ser interpretados universalmente. Por lo tanto, resulta de suma importancia que la información financiera sea relevante, oportuna y confiable para cubrir las necesidades de los usuarios; del mismo modo, para que un informe de auditoría externa cubra los objetivos de los usuarios de los estados financieros auditados, debe existir confianza en que el auditor se
desempeñó con base en las normas y realizó una auditoría con calidad.

El término “calidad”, en los trabajos de auditoría es usado en debates, comunicación de los reguladores, los emisores de las normas, en las Firmas de auditoría para el desarrollo y establecimiento de políticas; sin embargo, la calidad en la auditoría sigue siendo un tema complejo que no ha alcanzado una definición o análisis que tenga reconocimiento universal. Debido a esta situación, y a raíz de los eventos ocurridos a principios de este siglo donde estuvieron involucradas varias empresas auditadas, se han creado diferentes organismos autónomos alrededor del mundo con el objetivo de supervisar y regular el trabajo realizado por los auditores. Ejemplos de esos organismos son: el Public Company Accounting Oversight Board (PCAOB) en EE.UU.; el Financial Reporting Council (FRC), en el Reino Unido, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en España, entre otros. Estos organismos son conocidos como Reguladores de Auditores Independientes, y dentro de sus funciones están las de emitir normas y supervisar el trabajo de los auditores de empresas que cotizan en los diferentes mercados de valores; es importante mencionar que dicha supervisión incluye a los auditores que se encuentran en otros países, siempre que estos estén involucrados en el informe de auditoría que se presenta a los inversionistas.

Desde su origen, los Reguladores de Auditores Independientes formaron equipos de supervisores y establecieron programas anuales de inspección a los auditores y las Firmas de auditoría, y debido al interés público que existe sobre el trabajo de los auditores, dichas revisiones y sus resultados son públicos, inclusive cuando se determina una sanción para la Firma de auditoría y los auditores. Es importante mencionar que el objetivo de estas revisiones es el de asegurar la calidad en el desempeño del trabajo de auditoría y no el de imponer sanciones como en algunas ocasiones podría suponerse.

En algunos países, estos organismos regulan e inspeccionan solo a los auditores y/o Firmas de auditores que realizan auditoría de estados financieros para clientes que cotizan en los mercados de valores, como es el caso del PCAOB. Sin embargo, para el resto de los auditores y/o Firmas de auditoría que realizan trabajos para clientes privados, se han implementado mecanismos de inspección que aseguran la calidad de los trabajos de auditoría, por parte de las organizaciones profesionales que agrupan a los auditores u otro tipo de organizaciones independientes. Siguiendo con el ejemplo en nuestro vecino del norte, el American Institute of Certified Public Accountants (AICPA) ha establecido un programa de inspección para todas las Firmas que emiten reportes guiándose con las normas emitidas por el American Institute of Certified Public Accountants (AICPA); cuando un auditor o Firma de auditores se convierte en miembro de esa organización debe inscribirse al programa de inspección y la primera inspección debe realizarse a más tardar 18 meses después.

Es importante mencionar que, en el caso del AICPA, es responsabilidad de cada auditor o Firma de auditores programar las inspecciones de manera periódica y cumplir con este requerimiento.

En caso de que un auditor o Firma de auditores miembro del AICPA no esté inscrita en el programa de inspección o no coopere para que se realicen las inspecciones requeridas, puede ser expulsada y esta situación se comunica a las autoridades correspondientes, las cuales podrían imponer otro tipo de sanciones. Al igual que el ejemplo anterior, en otros países, los organismos profesionales independientes y, en algunos casos, organismos que son parte de la administración pública han implementado programas de inspección para los auditores y las Firmas de auditores, o se encuentran en proceso de implementación, dichos programas se adaptan a las necesidades particulares de cada país y a los recursos con los que se cuenta.

Como parte de todos estos cambios y surgimiento de diferentes organismos, en 2006 se crea el International Forum of Independent Audit Regulators (IFIAR), integrado por los Reguladores de Auditores Independientes; en sus inicios eran 18 Reguladores de distintos países, pero hoy cuenta con 52 miembros de diferentes latitudes del mundo.

La misión del IFIAR es servir al público interesado y mejorar la protección de los inversionistas, optimizando la calidad de los trabajos de auditoría. Desde sus inicios el IFIAR se ha enfocado en compartir el conocimiento y experiencia que se genera, por medio de las inspecciones realizadas a los auditores y a las Firmas de auditores por sus miembros, con el objetivo de promover la calidad en las auditorías.

En resumen, en diversos países se han establecido o creado organismos independientes encargados de supervisar el trabajo de los auditores. La estructura de estos organismos depende de las necesidades de cada país, pero normalmente incluye a los encargados de regular los mercados de valores, ministerios de comercio, reguladores del sector financiero, colegios o institutos, entre otros. Los países miembros del IFIAR inclusive han firmado acuerdos recíprocos de inspección. Anualmente se realizan encuestas para medir las tendencias de control de calidad e identificar hallazgos o debilidades comunes en las Firmas de auditoría, los resultados de estas encuestas son públicos, siempre con el objetivo de mejorar la calidad en las auditorías.

La calidad en las auditorías ha avanzado, sin embargo, los resultados de las inspecciones aún arrojan demasiados expedientes calificados como deficientes; además, las necesidades de los usuarios y la complejidad de los negocios hacen que la exigencia para auditorías con calidad sea mayor.

Nuestro país no es la excepción, al igual que el resto del mundo, los usuarios cada día demandan trabajos de auditoría con mayor calidad, originando que el programa de inspección implementado por parte del Instituto Mexicano de Contadores Públicos se cumpla y que para los siguientes años se intensifiquen las revisiones para mantenernos dentro de la tendencia global y que la práctica de auditoría en nuestro país cumpla con las expectativas de los usuarios de la información financiera.

Posted in 03_marzo

APLICACIÓN EFECTIVA

C.P.C. MAXIMINO MANUEL SAÑUDO BOLAÑOS/Socio PWC/Comisión Técnica de Calidad del IMCP/Manuel.Sanudo@mx.pwc.com

Al hablar de control de calidad hay que delimitar, en primer lugar, desde qué ángulo se quiere posicionar una persona para analizarlo; desde el punto de vista de la sociedad, se espera confiar en el trabajo de un profesional basado en sus conocimientos técnicos, experiencia en el trabajo y sus valores éticos; en segundo lugar, que el prestador de servicios satisfaga las demandas de la sociedad

Estas demandas son cada vez más amplias, y la exigencia al Contador es mayor, lo cual se deriva de los escándalos y fraudes financieros perpetrados por las empresas, que buscan generar utilidades ficticias y ganancias falsas, pues son estas las que están obligadas a establecer los controles internos necesarios que impidan los fraudes. Esto ha originado que los organismos reguladores internacionales establezcan controles más rígidos y estrictos y que emitan normas que deben seguir todos los profesionales en el desempeño de su trabajo de auditoría, con objeto de asegurar que se apeguen a los requisitos de calidad deseados y con ello minimizar los impactos negativos.

En México, mediante la aplicación de estas Normas, se pretende garantizar la calidad del servicio junto con la aplicación del Código de Ética (Código), emitido por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C. (IMCP), en el cual, dentro de la descripción del marco conceptual se establecen los siguientes cinco principios fundamentales:

  • Integridad.
  • Objetividad.
  • Diligencia y competencia profesional.
  • Confidencialidad.
  • Comportamiento profesional.

También se describen las cinco amenazas en las que se deben poner las salvaguardas correspondientes, ya sea del entorno del trabajo o de la profesión. Estas amenazas son de interés personal, de auto revisión, interceder por el cliente, de familiaridad y de intimidación; asimismo, la Norma Internacional de Auditoría (NIA) 220, Control de Calidad de la Auditoría de Estados Financieros, en su apartado A-4, establece los principios fundamentales. Es ahí donde la sociedad se da cuenta que tenemos estas normas que ayudan a garantizar que al aplicarlas en los trabajos realizados, estos se efectuaron en forma razonable y que con ello se atienden las exigencias de terceros en el sentido de que se puede confirmar que las Firmas de Contadores Públicos (Firma), que se dedican a la práctica independiente, cuentan con un sistema de control de calidad.

Uno se puede preguntar en qué consiste el “sistema de control de calidad” y en respuesta podemos decir que “es la agrupación de las actividades que de alguna u otra forma se llevan a cabo en la Firma, en el día a día, independientemente del tamaño que esta tenga, ya que todas deben evaluar la aceptación o retención de clientes, deben ser independientes y cumplir con los aspectos éticos, buscar personal y capacitarlo, realizar el trabajo y monitorearlo”. Pues bien, la Norma de Control de Calidad establece políticas y procedimientos que permiten detallar con precisión las actividades antes mencionadas, como ejemplo podemos decir que “la política” en la evaluación de aceptación o retención de clientes es la periodicidad en que se lleva a cabo y “el procedimiento” es la forma en que se documenta.

Los elementos de la norma son seis: responsabilidad de los líderes en la calidad dentro de la Firma de auditoría, los requerimientos éticos aplicables, aceptación y continuidad de las relaciones con clientes y de encargos específicos, recursos humanos, la realización de los encargos y su seguimiento o el monitoreo que se tiene que llevar a cabo para asegurar que las políticas implementadas se están aplicando en forma correcta.

Se debe considerar que en algún elemento del sistema se habrán de incluir sub-temas, pues hay varias actividades que cubrir; por ejemplo, en Capital Humano debe haber alguien que se encargue del reclutamiento de personal, capacitación y entrenamiento, evaluaciones y remuneración. De este modo se podrá garantizar, en forma razonable, que los trabajos se han desarrollado profesionalmente porque se están apegando a las políticas que estableció la Firma.

Hay que garantizar ante terceros que la ejecución de los trabajos se llevó a cabo, de manera profesional; es decir, verificar si los trabajos se apegaron a la norma. Para tal fin, el IMCP emitió la “Norma de Revisión del Sistema de Control de Calidad aplicable a las Firmas de Contadores Públicos que desempeñan Auditorías y Revisiones de Información Financiera, Trabajos para Atestiguar y Otros Servicios Relacionados (NRCC)”, cuyo objetivo es revisar el adecuado cumplimiento de las actividades de los socios, y consiste en llevar a cabo la revisión, tanto del sistema de control de calidad como de los trabajos desarrollados.

La Comisión Técnica de Calidad (CTC) del IMCP, entre otras actividades, desarrolla los programas de trabajo para que se lleven a cabo las revisiones a las Firmas, así como las reglas que se tengan que aplicar, y la Comisión Administradora de Calidad se encarga de ejecutar dichas revisiones de los sistemas y trabajos, y emitir el reporte correspondiente.

Lo interesante dentro del proceso de la revisión es que, en caso de detectarse una debilidad en el trabajo ejecutado, se deberá a una falla en el sistema, el cual deberá ser mejorado o corregido. Por ejemplo, supongamos que en una revisión del trabajo se observa que en un asunto de juicio profesional no se consultó el tratamiento técnico en las circunstancias y en los hechos que se tenían en ese momento y, posteriormente, fue observado porque la Firma no tenía definida una política que estableciera en qué momento se debía hacer una consulta.

No es excusa el tamaño de la Firma de Contadores, ya que aun siendo una Firma de una sola persona, en una situación de este tipo se puede recurrir a un colega siempre con las salvaguardas de confidencialidad correspondiente, o bien, acudir al Colegio de la Federada que le corresponda para compartir la duda técnica, pues debemos recordar que una interpretación inadecuada de una norma conlleva a un error, técnicamente hablando.

Por lo tanto, si hablamos desde los dos ángulos, tanto de la sociedad como de las Firmas de Contadores Públicos Independientes, ambos quieren que los trabajos se desarrollen con el estándar más alto de calidad, que sean éticos y cuya remuneración sea razonable. Hay Firmas de Contadores Públicos de otros países que buscan en México Firmas de Contadores que tengan un sistema de control de calidad implementado, con objeto de contratarlas para que los apoyen como auditores de algún segmento de los estados financieros en donde ellos como la Firma líder del encargo no tiene representación en el país; asimismo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) exige a las empresas del sistema financiero que se aseguren de que sus auditores cuentan con un sistema de control de calidad.

El sistema de control de calidad es importante, pero también lo es el que las Firmas de Contadores cumplan con la actualización de sus informes. El IMCP contrató los servicios de especialistas que desarrollaron un software (Sistema de la NRCC) con los más altos niveles de seguridad, con objeto de garantizar la confidencialidad de la información de cada una de las Firmas de Contadores Públicos. La consulta de la información en el Sistema de la NRCC solo puede hacerla la propia Firma; por otro lado, en este sistema también se documentan las revisiones a las Firmas y una vez más, solo la Firma revisada puede ver la información de su revisión. De esta forma se garantiza la confidencialidad, la calidad y el profesionalismo que el IMCP ha impuesto para generar confianza en la sociedad y contribuir en el mejoramiento de la calidad de nuestra profesión.

Posted in 03_marzo, 03_marzo

Boletin Ethics & Compliance Vol 16

Boletin Ethics & Compliance Vol 16

Posted in Aportaciones de los Asociados

Archivo por mes