Author Archives | Disenador

Boletín Ethics & Compliance Vol 11

Boletin Ethics & Compliance Vol 11

Posted in Actualización Contable0 Comments

El valor de emitir información financiera

C.P.C. Carlos Benoni Téllez Trujillo/Vicepresidente del Colegio de Contadores Públicos de La Laguna/ctellez@bemorelaguna.com.mx

Para empezar con este escrito, quiero compartirles aquella frase tan sencilla, pero tan llena de verdad, que desde que era un niño la escuché, y quedó gravada en mi mente: “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”. Sencillas, pero sabias palabras de uso popular que al día de hoy guían la manera de afrontar actos en la vida de índole personal o profesional 

Estimado lector, no se desea con esta breve introducción poner en duda sus creencias más arraigadas, solo se hace mención de esta frase a manera de reflexión. Para continuar es necesario que piense en ese momento, en el que usted decidió actuar de cierta manera o de algún modo en especial, pensando en sacar ventaja de una situación, que a su vez le dejara la sensación de haber tenido un beneficio. Si recordamos, aparece en nuestra memoria un escenario típico del folclor mexicano: el tianguista que ofrece sus productos a los marchantes. “¡Lleve uno por 20 pesos y dos por 30!”, se le escucha gritar con afán de llamar la atención de toda aquella persona que va pasando, a lo cual una señora ama de casa, con todo el semblante de quien gusta asistir a estos mercados ambulantes, se acerca al puesto para pronunciar la típica frase de quien está por comprar algún producto: “¿Cuánto es lo menos”. Con este diálogo da inicio el entretenido acto del regateo, que pareciera ser un conjunto de actos premeditados o ensayados por las dos partes.

Sin que salga a la luz algo, don Gerardo, nuestro comerciante vivaracho y empático con los transeúntes, perspicazmente antes de iniciar sus ventas siente que debe agregar a aquel precio ofertado un extra, por aquello de esos regateos, con lo cual le brinda a su clienta la oportunidad de quedar satisfecha, al sentir que ha ahorrado unos pesos que le podrían ser útiles para estirar la quincena. Sin embargo, el producto conserva su margen de ganancia acostumbrado. Cabe señalar que habrá casos en los que se beneficiará un tanto por ciento más que en otros y que habrá algunos en los que de plano saldrá poniendo, pues como dice el dicho “en la ruleta de la vida a veces estamos arriba y otras abajo”. Este simple y peculiar ejemplo sirve para expresar lo común en el desarrollo de nuestras actividades, al querer llevarnos una ventaja mayor que los demás involucrados; sin embargo, ¿hasta dónde sería bien visto o considerado aceptable o que no se le considere una estafa o engaño? Me parece que todo depende de la información que se presente al adquirir dicho producto.

Enfilándonos en el aspecto económico de este artículo sería mejor decir que la información relativa a las transacciones se presenta de manera asimétrica, es decir, que una de las partes involucradas en la operación posee información que para la otra podría hacerla cambiar de opinión sobre la decisión que tomaría.

Este tipo de situaciones llevaría dolo de una de las partes por ocultar datos, por lo que para evitar cualquier situación que lleve a una posible contingencia lo mejor es mostrar la información de manera confiable. En este artículo nos identificaremos con la emisión de la información financiera, la cual es aportada por cada una de las operaciones económicas que transcurren dentro de una organización.

La información nos da poder para alcanzar objetivos, lo cual no se mide ni se controla, si no pregúntele al área comercial, de contraloría o a cualquier otra. Dentro de estas áreas existe sofisticado software que lleva registros de cifras para obtener tendencias en sus resultados y así hacer medible la información traducida a números. Las empresas están ávidas de obtener los informes y reportes exactos que les hagan tomar las decisiones más certeras para el crecimiento de sus negocios, por lo cual es el momento oportuno para traer a escena al profesional apto y calificado para desentrañar el significado de aquellos tan mencionados, pero pocas veces interpretados estados financieros: el Contador Público.

Son tantas y variadas las actividades que este desempeña dentro de las organizaciones que bien sabe de los procesos de la organización, lo cual lo vuelve pieza clave para soportar la confiabilidad de la información plasmada en los registros contables para convertirse en rubro de análisis por parte del gobierno corporativo de la empresa. Sin embargo, recordemos que, debido al manejo de diferentes fuentes de registro y operación de las transacciones económicas, se ha vuelto necesaria la práctica de la auditoría, la cual es una metodología que desarrollan los profesionales de la Contaduría para minimizar el riesgo de una posible malversación de los datos que origina la entidad.

Como podemos darnos cuenta, el trabajo que gira en torno a la elaboración de un balance y estado de resultados pareciera una tarea ardua y quisquillosa, mas aquella gratificación que queda, al ver terminado el proceso, da gran satisfacción a todos los involucrados, tanto de parte de la empresa como del equipo de auditores externos que unieron sus esfuerzos para culminar su análisis, pues como profesional aportas todas tus habilidades y conocimientos, con el fin de contribuir a tener información sana con la cual se pueda influenciar de manera positiva en el fortalecimiento y desarrollo de la economía.

La información financiera se ha vuelto el idioma de los negocios, la cual se habla de manera global, así que en toda operación económica que una entidad realice se reflejará en cantidades; independientemente del giro, actividad o sector, generará y analizará sus resultados para así determinar su grado de competitividad, pues recordemos que vivimos en un mercado global, donde nos hemos visto beneficiados de tener productos de todas partes del mundo, por lo cual las empresas de diferentes países ahora compiten por ser la mejor opción para el cliente, trasladando sus productos de manera más rápida y económica. En consecuencia, se ha vuelto indispensable para las empresas contar con sus estados financieros de manera oportuna, a fin de evaluar su desempeño y rendimiento contra sus proyecciones o planes de expansión. Pensemos, por ejemplo, en qué rubro se vería ese incremento de ventas que se consiguió el mes pasado; sencillo, en el estado de resultados, en su ingreso, debería hacerse notar el porcentaje de aumento, así como valorar por parte de la administración si los costos y gastos crecieron con base en los criterios acordados. Con esa información presentada de manera eficiente, analizada, y manteniendo un crecimiento sostenido, la empresa se verá sólida y será primera opción ante la mirada de los inversionistas.

Para alcanzar nuevos desarrollos toda empresa necesita allegarse de recursos económicos, a fin de invertir en nuevas tecnologías o capital de trabajo, por lo cual tendrá el reto de conseguirlos en la medida, tasa y plazo que mejor resulten a sus proyectos. Una empresa tiene diferentes caminos, recursos propios directamente de los accionistas, quienes estarían dispuestos a disponer de sus recursos si el rendimiento que les aportará la empresa coincide con sus expectativas económicas o endeudarse con terceros. Hablemos del típico préstamo bancario. Las instituciones del sistema financiero pueden otorgar el financiamiento que la empresa requiera no sin antes analizar la información financiera que posee la entidad para, según sus estándares, identificar la viabilidad del otorgamiento del crédito, motivo por el cual, independientemente del uso que se le dé a los recursos, es indispensable contar con la emisión de información financiera. En este sentido, es el informe de auditoría el que aporta la seguridad y confianza que necesitan los involucrados en el uso que se les dará a los estados financieros.

Otro caso clásico es el uso de la información para la emisión de deuda por parte de la entidad, para lo cual el inversor deberá contar con información clara, a fin de tomar sus precauciones, y según el nivel de riesgo que esté dispuesto a tomar, la decisión de prestar a dicha empresa será positiva o negativa. Esto vendría a ser como cuando compramos un carro, buscamos según el estilo que nos gusta; sin embargo, esperamos recibir beneficios en consumos de combustible, seguridad, confort, por lo que paguemos, por lo cual comparamos y recabamos información acerca de la oferta de modelos y marcas, para al último, y con base en los datos conseguidos, hacer la que se consideraría la mejor compra.

Por lo tanto, con base en el proceso de generación de valor que siguen las empresas modernas, se concluye que ya sea pequeña, mediana o grande, cualquier empresa que quiera prevalecer en el tiempo y qué mejor que hacerlo expandiéndose tiene como prioridad y necesidad emitir información financiera confiable para dar certeza a sus decisiones. Como profesionistas, hay que recordar que una alteración en los números traería consecuencias graves y dañaría la economía no solo de los dueños o empresarios, sino de todas las familias que dependen directa o indirectamente de la actividad que la empresa desarrolla.

En México, al día de hoy se tiene una gran área de oportunidad con respecto a la emisión de la información financiera en las organizaciones, pues existen entidades en las cuales no se posee la cultura del análisis de los estados financieros de manera periódica; solo se cumple con llevar una contabilidad por cuestiones tributarias, sin embargo, se quedan los reportes archivados una vez cumplida la obligación y nunca son presentados ante una junta. Así, por la importancia que tiene el uso de estos datos para la expansión de las empresas que sostienen la economía de este país, la Contaduría Pública es pieza fundamental para la difusión y posicionamiento que requiere el acto de interpretar los números que emiten las empresas. Además, si hablamos de empresas responsables del manejo de su información financiera y deseosas de esforzarse en ofrecer mejores productos y servicios, tendremos a la par que socialmente la empresa tiene importante participación dentro de la población, pues tiene la oportunidad de generar fuentes de empleo bien remunerado, que otorgan el acceso a una mejor calidad de vida, de modo que generar beneficios económicos, por medio de una eficiente administración empresarial, es indispensable para el bienestar social en las comunidades.

Posted in 10_octubre_170 Comments

Responsabilidad social ante la Prevención del Lavado de Dinero

C.P.C. José Luis Hernández García/Presidente de la Comisión de Prevención de Lavado de Dinero/Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León/Socio de Auditoría de la Firma DEC, S.C./jlhernandez@decsc.mx

El fenómeno del lavado de dinero no es nuevo y, para atenderlo con seriedad, en los últimos 35 años se ha analizado y documentado de mejor forma su origen y sus efectos nocivos

Conocemos que este fenómeno es muy importante y hay que tratar de reducirlo para una mejor convivencia social. Todos conocemos la existencia de estructuras criminales que han traspasado fronteras y actúan de manera ilimitada sin importar jurisdicciones; asimismo, son grupos que han evolucionado con estructuras complejas, que se han sabido adaptar al entorno económico y avanzar de manera paralela con el desarrollo de la sociedad, explotando al máximo los cambios tecnológicos en su provecho, con lo cual las ganancias de estos grupos se han incrementado de manera relevante.

Los grupos criminales no se detienen, siguen innovando diferentes maneras para agredir los sistemas financieros y las jurisdicciones de los países. Las empresas con actividades vulnerables también crecen, pues ya no solo son las que conforman el sistema financiero, porque estos grupos buscan e identifican otras empresas por donde transitar los flujos económicos antes de integrarlos al sistema financiero, a las operaciones inmobiliarias, venta de vehículos automotrices, tanto unidades nuevas como usadas, el blindaje de los mismos vehículos, la operación de los casinos, las casas de subastas, del comercio de joyas, de piedras preciosas, los organismos sociales que reciben donativos, la banca cibernética y algunas más. (Ver Artículo 17 de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita [LFPIORPI]).

El establecimiento de un programa de Prevención de Lavado de Dinero (PLD) robusto es un reto importante, pues implica identificar de manera puntual los riesgos inherentes a los que está expuesta la institución, diseñar los controles necesarios para mitigar dichos riesgos, implementar políticas, procedimientos y monitorear, frecuentemente, la efectividad de dichos controles. En esta actividad se recomienda la coordinación de profesionales multidisciplinarios, Contadores Públicos, abogados, ingenieros en tecnología de información y otros que se consideren necesarios. La Contaduría Pública tiene un papel protagónico relevante por lo que necesitamos prepararnos de la mejor manera posible y unirnos para ayudar a reducir los efectos negativos que provienen de las actividades ilícitas del crimen organizado.

ANTECEDENTES1

En la búsqueda de soluciones los organismos internacionales se han interesado y han coordinado esfuerzo para normar acciones conjuntas que ayuden a combatir este flagelo mundial. A continuación presento un resumen de los esfuerzos internacionales:

  • En junio de 1980 el Comité de Ministros del Consejo de Europa emitió 10 recomendaciones, la denominada Declaración de Principios de Basilea, las recomendaciones fueron determinadas por el Comité de Reglas y Prácticas de Control de las Operaciones Bancarias. El propósito fue atender la utilización masiva de las entidades bancarias con el fin de dar apariencia lícita a los capitales de procedencia ilícita, las recomendaciones contienen reglas internas de prevención y de cooperación para los bancos y otras instituciones financieras, entre las cuales se incluye obtener información de la identidad de sus clientes, adoptar medidas para conocer la verdadera titularidad de las cuentas y bienes; así también políticas sobre operaciones significativas con clientes que no justifiquen su identidad, etc. La Declaración no genera obligaciones legales, ya que contienen simple reglas morales.
  • En diciembre de 1988 la Convención de las Naciones Unidas (ONU) contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas de 1988 (Convención de Viena) con la participación de 166 países se aprueban los acuerdos mismos que entran en vigor en 1990, en su artículo 2.1 se menciona que el propósito de los acuerdos es promover la cooperación entre las Partes con el fin de hacer frente con mayor eficacia a los diversos aspectos del tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas que tengan una dimensión internacional. El resto de los acuerdos también son importantes, pero no quiero distraer la importancia de haber logrado coincidir la participación de tantos países en una lucha unida contra el crimen organizado, cooperando todos en materia penal, donde se incluye la extradición, el decomiso y la asistencia jurídica recíproca.
  • En 1995 el Órgano Internacional de Control de Estupefacientes emite su reporte donde enfatiza que la práctica de actividades ilícitas ha creado un círculo vicioso, los grupos de poderosos traficantes pueden tener influencia considerable sobre los políticos, el sistema judicial, los medios de comunicación, y de otros sectores de la sociedad usándolos en su beneficio; el reporte remarca la importancia de direccionar los esfuerzos para afectar el sistema financiero de los grupos criminales y así desestabilizarlos; también menciona la necesidad de movilizar, de manera general, a la comunidad internacional para coordinar los procedimientos jurídicos necesarios a fin de descubrir y atacar este fenómeno, enfatizando que el uso de la información es importante para combatir al crimen organizado.
  • En junio de 1989 continuando con la preocupación del fenómeno de lavado de dinero de procedencia ilícita, los jefes de Estado y gobierno de siete de las principales naciones industriales (G -7) y el presidente de la Comunidad Europea se reúnen en París para llevar a cabo la Cumbre Económica Anual y entre otras determinaciones proponen crear un Grupo Internacional dedicado exclusivamente a la lucha contra el lavado de dinero, con la aspiración de impedir la utilización del sistema bancario y de las instituciones financieras para lavar el producto de las actividades ilícitas y surge el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), su principal objetivo es evaluar los resultados de cooperación de todos los países a fin de prevenir el uso de las entidades del sistema financiero para el lavado de dinero, la actualización de los marcos jurídicos así como la asistencia jurídica, tanto bilateral como unilateral. Ocho meses después de su creación, el GAFI emite un proyecto de 40 recomendaciones que han servido de guía de acción. El GAFI se estableció formalmente en 1991 con sede permanente en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en París, donde mantiene lazos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial de Aduanas (WOC), INTERPOL, etc. México se incorpora al GAFI en 1997. Hemos sido revisados en varias ocasiones siendo la última en el primer trimestre de 2017 y estamos en espera de conocer los resultados. Es importante mencionar que en su gestión de revisor el GAFI ha reportado mediante notas interpretativas qué actividades no financieras y otras profesiones deberían realizar determinadas acciones similares a los sistemas bancarios y financieros, ya que también se pueden considerar actividades vulnerables.
  • En noviembre de 1990 el Consejo Europeo aprueba el texto de la Convención. El texto fue preparado por el Comité Europeo para los Problemas Criminales, y México tiene la calidad de observador desde diciembre de 1990. El Comité Europeo para los Problemas Criminales fue designado para estudiar la aplicabilidad de las convenciones europeas en materia de identificación, embargo y decomiso de los productos del delito que generan recursos susceptibles de ser lavados y para elaborar un instrumento jurídico europeo. Entre los objetivos principales de la Convención, los Estados se comprometieron a adoptar medidas eficaces en los ordenamientos jurídicos internos para combatir los delitos graves y privar a los criminales de sus ganancias mediante el decomiso de los productos obtenidos por un valor equivalente, ordenando la incautación de documentos bancarios, financieros, o comerciales. En comparación con la Convención de Viena son muy similares, aunque hay pequeñas diferencias y algunas de gran importancia. En mayo de 2005, el Consejo de Europa decidió ampliar sus alcances adoptando medidas para instrumentar la Resolución 1373 sobre amenazas a la paz y la seguridad internacionales causadas por los actos terroristas. Esta resolución fue emitida por el Consejo de Seguridad de la ONU en septiembre de 2011 a fin de establecer el financiamiento del terrorismo como un delito penal.
  • La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) se creó como una de las partes más importantes en la lucha contra el tráfico ilegal de estupefacientes y de las actividades del crimen organizado; su función es asegurar que los datos críticos se reciban y se provean a las personas que deben recibirlos para realizar, de manera útil y oportuna, los decomisos de las riquezas obtenidas de forma ilícita. La UIF es el enlace entre las entidades financieras, las autoridades policiales y las autoridades de procuración de justicia. Aun cuando en 1995 ya operaban varias UIF fue en 1996 cuando en Egmont, Bruselas se aprobó su definición. A este acto se le denominó la reunión del Grupo Egmont y la definición es la siguiente: “una oficina central nacional responsable de recibir, y si está facultada, solicitar, analizar y difundir a las autoridades competentes la información financiera revelada o divulgada, 1) respecto a las ganancias que se sospecha provienen de un delito y, probablemente, para financiar el terrorismo, o 2) solicitada conforme a lo dispuesto en la normatividad nacional o en la legislación, para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, el Comité del Grupo Egmont procura que todas las UIF trabajen de manera uniforme y ha creado cinco grupos de trabajo para tal propósito”. En 1997 México fue aceptado como miembro del Grupo Egmont.

ACCIONES EN MÉXICO

En respuesta a los convenios comprometidos con los organismos internacionales que se detallaron en párrafos anteriores y con la finalidad de fortalecer los controles de PLD, México reformó su marco normativo y, de esta manera, el día 17 de octubre de 2012, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF)el decreto por el que se expide la LFPIORPI, que incluye nuevos sujetos obligados distintos a los del sector financiero, que realizan las denominadas “actividades vulnerables”. La LFPIORPI entró en vigor en julio de 2013.

En México, para el cumplimiento de las recomendaciones del GAFI, se ha dotado de facultades de supervisión a dos entes, a la Comisión Nacional Bancaria y de Seguros (CNBV), órgano descentralizado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que cubre a todas las entidades reguladas por el sistema financiero, a la fecha de este artículo estas entidades reguladas se evalúan de manera continua y se certifican de manera obligatoria en forma anual, aun cuando la LFPIORPI no incluye esta obligación; para el resto de las empresas que llevan a cabo actividades vulnerables el ente autorizado para supervisarlas es el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el número de empresas identificadas por el SAT asciende a más de 50,000 en el país; se reconoce que el número de contribuyentes es muy alto comparado con los recursos con los que cuenta el SAT. Estas empresas han recibido alguna supervisión, pero en otras ninguna con respecto a sus programas de PLD; en consecuencia, el riesgo de lavado de dinero sigue siendo alto y si no se atiende esta situación el riesgo se elevará aún más.

Para atender esta situación, el Gobierno ha presentado una iniciativa de cambio a la LFPIORPI; con base en las recomendaciones del GAFI y la falta de recursos suficientes del SAT se considera conveniente que todas las empresas con actividades vulnerables sean evaluadas y certificadas por auditores independientes. La iniciativa será votada en los próximos meses y antes de que termine el año se espera que sea aprobada y que entre en vigor lo antes posible.

Con la evaluación y certificación de estas empresas tendremos conocimiento de la situación real que existe respecto a sus programas de prevención de lavado de dinero, hay que estar conscientes que se determinará un buen número de áreas de oportunidad, para mejorar, fortalecer y robustecer los procesos y controles internos.

CONCLUSIÓN

El Contador Público tiene contacto cotidiano con las actividades vulnerables, es parte fundamental en la implementación de los programas de PLD, y en adición a la implementación antes mencionada ya actúa como evaluador y certificador de la efectividad de dichos programas en las instituciones del sistema financiero regulado por la CNBV.

Para atender la evaluación y certificación de las actividades de lavado de dinero de las otras empresas, el SAT en coordinación con el Instituto Mexicano de Contadores Públicos han establecido la necesidad de contar con profesionales debidamente certificados, ya se han establecido las bases y existe un examen debidamente validado y aprobado y hay un programa para que dicho examen sea aplicado, el primero de ellos a fines del mes de agosto de 2017.

La actuación social de la Contaduría desde siempre ha sido difundir las mejores prácticas corporativas con sus clientes, buscando la sostenibilidad de sus negocios, con base en nuestra normatividad y formación ética debemos redoblar los esfuerzos para ayudar a disminuir la incidencia del lavado de dinero y así reducir los efectos que tanto han hecho daño a nuestro país, en este momento es importante concientizar a nuestros clientes y al empresariado en general, principalmente a los que están involucrados con las otras actividades vulnerables que el cambio en la LFPIORPI es muy probable que suceda, que el tiempo es un factor muy importante para prepararse para este cambio, al mismo tiempo ayudar a nuestra comunidad profesional incluidos contadores públicos, abogados, ingenieros en sistemas y otras profesiones interesadas para ampliar el conocimiento y cumplimiento de la LFPIORPI de esta manera aportaremos nuestra parte de responsabilidad civil en el combate a los fenómenos de lavado de dinero y corrupción.

1 Núñez Camacho María de la Luz, (2008), El Fenómeno de Lavado de Dinero en México (Causas, Efectos, y Propuestas para Reforzar su Combate), Editorial Porrúa, S. A. de C. V. Resúmenes elaborados con base en el capítulo segundo, México 2008.

Posted in 10_octubre_170 Comments

El Contador Público como educador de la civilidad

C.P.C. Antonio Rodríguez González, MBA, MEF/Socio director de Hobetus, S.C./arg@hobetus.com

Actuar con civilidad significa cumplir con deberes ciudadanos, respetar leyes y procurar el beneficio común. Por el grado de impacto que tiene hacia terceros, el Contador Público, independientemente de su función, tiene un rol de educador en esta área

Actualmente, la mayoría de los mexicanos nos quejamos sobre la corrupción, impunidad, desorganización, falta de respeto hacia la sociedad civil y entre la misma ciudadanía; es decir, vivimos con un bajo nivel de civilidad.

En este contexto, el Contador Público, por su tipo de formación educativa y conocimiento, por la información que acostumbra manejar, por las personas y puestos con los que interactúa, independientemente del área en que se desempeñe, puede influir de manera positiva o negativa para que se dé la civilidad.

Los Contadores estamos capacitados en marco legal, organización empresarial, finanzas, preparación de información para toma de decisiones, revisión, validación y análisis de datos, además de que utilizamos intensivamente plataformas tecnológicas, lo que nos compromete a que nuestra acción o inacción sea trascendente, ya que en cualquier ámbito donde exista actividad económica se requiere de nuestra participación en cumplimiento de la normatividad respectiva.

En la empresa

Cuando un empresario cuenta con una idea de negocio, tiene el capital para desarrollarla y se acerca a un Contador Público para que lo asesore, este puede apoyarlo en algunas de las siguientes facetas:

  • Manejo de las finanzas para cumplir con sus objetivos.
  • Cumplimiento de obligaciones, como contribuyente y como patrón.
  • Implementación de políticas para cuidar los recursos en donde intervienen diferentes roles de la organización.
  • Atestiguamiento y/o auditoría de hechos económicos.
  • Elaboración del registro contable para mostrar la situación financiera de la empresa.
  • Evaluar resultados financieros.

En pocas palabras, el Contador llega a ser un consejero del empresario, porque lo educa para cumplir cabalmente con su función.

En el sector público

Por otra parte, en el sector gobierno un Contador Público realiza funciones que ayuden a:

  • Cumplir con la legislación del caso.
  • Transparentar el uso de la recaudación.
  • Optimizar el uso de los recursos que son propiedad de la ciudadanía.
  • Dar fe de que los recursos fueron usados efectivamente.

En este caso, la actividad del Contador refuerza la civilidad de la ciudadanía y su impacto se refleja en la actitud de cumplimiento de la sociedad.

En instituciones no lucrativas

Cuando un Contador actúa en instituciones sin fines de lucro que apoyan de manera directa a una necesidad específica de la sociedad, su función educativa consiste en:

  • Hacer rendir los recursos obtenidos.
  • Dar fe del correcto manejo del capital para ayudar a la necesidad específica.
  • Cumplir con las obligaciones ante terceros.

En el sector académico

Por naturaleza es claramente entendible la gran responsabilidad cívica de un Contador Público en la academia, dada su función de educador en tanto que:

  • Guía en lo técnico y humano.
  • Apoya a formar criterio profesional.
  • Provee elementos para la toma de decisiones.
  • Forja personas, ubicándolas en su justa dimensión profesional y ciudadana.

Como empresario

Es importante que los Contadores Públicos nos veamos como empresarios, ya sea por emprender nuestra firma de servicios profesionales, porque estemos al frente de una empresa propia o de un grupo de trabajo.

Es en esta dimensión donde se debe dar mayor muestra de ser un educador de la civilidad, porque en las decisiones de un Contador no podrán pasar desapercibidos su conocimiento y formación profesional. En este sentido, es importante que su cumplimiento hacia los colaboradores y sus familias, proveedores, clientes e instituciones de gobierno sea justo, pues él sabe el impacto que tienen las decisiones.

Por tanto, un Contador tiene que ser consciente de su rol como educador de civilidad cuando un empresario, director, colega, amigo, alumno, etcétera, le pregunta:

  • ¿Tengo que declarar todos mis ingresos?
  • ¿Puedo evitar la afiliación al IMSS de mi personal?
  • ¿Es factible realizar asientos contables diferentes?
  • ¿Puedo realizar retiros de dinero sin informar a mis socios?
  • ¿Qué pasa si informamos algo diferente a la realidad?

En suma, los Contadores pertenecemos a una profesión que presume de su constante actualización para poder ejercer y, además, debemos actuar con diligencia; la sociedad así nos lo exige, ya que somos responsables de las actividades económicas que constituyen una fuente primordial de bienestar para la comunidad y damos fe del cumplimiento de las normas o de los hechos que llevaron a tomar ciertas decisiones y su repercusión.

Posted in 10_octubre_170 Comments

Formación de profesionistas y ciudadanos. El Contador Público como promotor académico

C.P.C. Juan Josué Espino Balderrama/Vicepresidente Regional zona Noreste, IMCP/Catedrático en Licenciatura y Posgrado en la Facultad de Contaduría y Administración/Universidad Autónoma de Chihuahua/jjespino@balco.com.mx

Nuestra profesión contable en México surge en la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA, renombrada así en 1890 y anexada al Instituto Politécnico Nacional en 1936) y se instituye la carrera de Contaduría de Comercio; asimismo, el 25 de mayo de 1907, don Fernando Diez Barroso presenta, en esa institución, el primer examen profesional de Contador de Comercio que se expidió en México,1 con lo cual se inicia la marcha histórica de 110 años de formación académica de la Contaduría Pública en nuestro país

A

partir de ese momento, al paso de las décadas por todo el territorio nacional crecieron las escuelas universitarias que implementaron en su oferta educativa, los planes de estudios de Contador Público (con las diferentes denominaciones aceptadas por la Secretaría de Educación Pública), originando que en el año de 1959 se fundara la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Contaduría y Administración (ANFECA), teniendo como entidades universitarias fundadoras al Instituto Politécnico Nacional, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, las universidades autónomas de: Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Puebla, Querétaro y San Luis Potosí, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Guanajuato, la Universidad de Sonora, la Universidad Juárez del Estado de Durango y la Universidad Veracruzana.2

Actualmente, nuestra profesión de Contadores Públicos se distingue por ser de las carreras universitarias con mayor presencia en el ámbito laboral, ello tiene como exigencia que nuestra actividad colegiada fortalezca la participación en la formación de profesionales contables; actividad que se puede apreciar en los siguientes datos estadísticos:

Panorama laboral de carreras
económico-administrativas

Ocupados*  Hombres  Mujeres
Administración y gestión de empresas 852.1 55.1% 44.9%
Contabilidad y fiscalización 716.7 51.9% 48.1%
Economía 76.8 64.3% 35.7%
Finanzas, banca y seguros 45.5 62.0% 38.0%
Mercadoctenia y publicidad 130.9 48.5% 51.5%
Negocios y administración, programas multidisciplinarios o generales 161.0 53.4% 46.6%
Negocios y comercio 181.1 55.3% 44.7%

*Cifras expresadas en miles de personas.

Sin duda alguna, la existencia de una significativa base estudiantil, representa un importante reto para fortalecer la vinculación de las entidades universitarias con nuestra actividad colegiada.

LA CONTADURÍA PÚBLICA EN LAS ESCUELAS

  • 1,235 universidades en las que se imparte la carrera de Contaduría
  • 172,732 estudiantes cursando actualmente

ENTIDADES DE EDUCACIÓN SUPERIOR CON MAYOR
MATRíCULA EN CONTADURÍA PÚBLICA

1 Universidad Nacional Autónoma de México 7,673 52% 48%
2 Universidad Autónoma de Nuevo León 5,304 52% 48%
3 Instituto Politécnico Nacional 4,333 50% 50%
4 Universidad Autónoma de Sinaloa 4,107 45% 55%
5 Benemérita Universidad Autónoma de Puebla 3,832 38% 62%

CONDICIÓN LABORAL DE LOS EGRESADOS DE CONTADURÍA PÚBLICA

Condición laboral Tasas
Contaduría Pública Media nacional
Ocupación 96.9% 95%
Desempleo 3.1% 4.2%
Informalidad 19.2% 58.0%

Datos tomados de www/imco.org.mx/comparacarreras, cuya información está basada en información de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Información Estadística y Geográfica (INEGI), al primer trimestre de 2016.

Como se aprecia en las estadísticas anteriores, nuestra profesión contable denota una alta competitividad en la oferta laboral para los candidatos a ingresar a estudios universitarios.

La preparación universitaria debemos entenderla como el final de un círculo virtuoso, por medio del cual se formarán profesionales competentes, quienes una vez que hayan aprendido las reglas y técnicas de un arte y oficio, son capaces de producir bienes y servicios que la comunidad necesita o valora y por los cuales está dispuesta a pagar por ellos.

Al mismo tiempo, la universidad está obligada a formar ciudadanos cuya condición no tiene un precio, sino el alto valor de dignidad para promover el cumplimiento de normas y leyes, coadyuvando al desarrollo de su comunidad y del país.

En tan importante labor, el Contador Público docente es indispensable promotor de profesionistas que deberán alcanzar altos estándares de  servicio y calidad, lo cual tenga como resultado la formación de ciudadanos comprometidos con los factores de crecimiento de México.

Es menester de nuestra Contaduría colegiada, desarrollar e implementar los vínculos con las comunidades universitarias, con el propósito de que esta formación de profesionistas y ciudadanos siga perdurando, tal como ha ocurrido en estos 110 años de la formidable historia de nuestra profesión en México.

Posted in 10_octubre_170 Comments

Archivo por mes